ATENCION: SI AL ENTRAR AQUÍ VES LOS TEXTOS EN UNA LETRA CURSIVA HORRIBLE Y DIFICIL DE LEER, ACTUALIZA LA PAGINA DANDOLE A INICIO O A F5

jueves, 25 de agosto de 2016

SUSHI


 
  
   Probé el sushi por primera vez en nuestro último viaje a Madrid, en el Mercado de San Antón y me volví fan absoluta al instante. Después he tenido varias oportunidades de repetir y he llegado a apreciar la diferencia de sabores de unos makis a otros dependiendo de donde los comas {porque antes pensaba que todo sabía igual, y evidentemente no}
   Pero resulta que mi hija Paula, que ha ido este verano a los Campamentos de Master Chef, hizo makis y me quería enseñar como se hacía, {veis como vamos? ahora ella ya sabe cosas que yo no había hecho en mi vida} y nos hemos puesto a ello.
   Para los que no tengan claro que es el sushi, os contaré que es el típico plato japonés compuesto de arroz, pescado crudo, alga nori en algunos casos y vegetales, dispuesto de diferentes formas como makis, nigiris y california rolls que hemos hechos nosotras.
 
 
 
 
   Lo primero es hervir el arroz. Es un arroz especial de grano más corto y hay que enjuagarlo varias veces {yo 5} hasta que saquemos el agua limpia sin almidón y dejarlo reposar media hora. Lo ponemos en una cazuela, yo hice una taza y media, con la misma cantidad de agua, encendemos el fuego hasta que arranque a hervir, esperamos dos minutos y entonces bajamos el fuego casi al mínimo, tapado durante trece minutos. Pasado este tiempo lo apartamos del fuego y dejamos reposar diez minutos.
   Preparamos una mezcla de vinagre de arroz {un cuarto de taza} con una cucharadita de azúcar y una punta de cucharadita de sal y mezclamos completamente hasta que se disuelva. Pasamos el arroz a una fuente grande que no sea metálica y con una espátula que tampoco lo sea, vamos separando el arroz y le vertemos la mezcla del vinagre, removiendo sin hacer círculos, separando todo lo posible los granos mientras abanicamos un poco para ponerlo a temperatura ambiente.
  
   Para hacer los makis: Extendemos la esterilla, ponemos encima una lámina de alga nori, humedecemos un poco {muy poco} con ayuda de una brocha, también nos mojamos un poco la punta de los dedos y la extendemos por las dos manos. Cogemos una bola grande  del arroz, la extendemos encima del alga dejando libre como tres dedos por abajo sin arroz y arriba, ponemos una fila de aguacate, salmón fresco, pepino, todo cortado en bastoncitos, enrollamos con cuidado la esterilla presionando ligeramente de forma de quede hecho un rollo.
   Por último, cortamos por la mitad nuestro rollo, con un cuchillo bien afilado, y cada mitad otra vez por mitad y después otra vez más.
   Emplatamos y listo! Qué os parece, os animáis a comer sushi?
 

domingo, 7 de agosto de 2016

HUMMUS DE AGUACATE FÁCIL


 
 

 Vengo en plenas vacaciones a dejaros un aperitivo que este verano estoy haciendo mucho, porque es fácil, rápido, barato y muy rico y saludable. Os lo aconsejo porque además ya veréis la elaboración que tiene y lo podéis tener preparado con antelación y sacar fresquito en último momento.
   Ya publiqué hace un tiempo mi versión de tradicional HUMMUS también riquísimo, bueno pues esta es otra variante a la que añadimos aguacate, le da un toque de sabor diferente y además lo hacemos aún más sano por su aporte extra de omega3 y vitamina C.
 
 
 
  Necesitamos un tarro pequeño de garbanzos cocidos lavados, un aguacate, el zumo de una lima, medio diente de ajo, sal, pimienta, media cucharadita de curry, media cucharadita de cúrcuma, un poquito de pimentón dulce ahumado y dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Lo ponemos todo en el vaso de la batido y trituramos hasta que tengamos una pasta. Lo pasamos a un bol y decoramos con escamas de pimentón picante La Chinata. Servimos acompañado de tortitas de maíz y listo, a disfrutar del verano!
 
 

domingo, 22 de mayo de 2016

TARTAR DE SALMÓN

 
 
 
 
   De nuevo me asomo por el blog para traeros una joyita, como hago últimamente, venir a publicar sólo si es algo muy interesante. Esta a mí me ha parecido una receta ideal, fresquita, saludable y deliciosa. Desde que hice el tartar de atún, me quedé maravillada por la sencillez de este plato y lo riquísimo y sano que es, así que si ya lo hacemos con mi pescado favorito pues mejor que mejor. Tiene unas variantes que no tenía el de atún y no se si será precisamente por ese cambio de ingredientes o por tratarse de salmón que me encanta, pero el caso es que es un plato ya fijo en mi casa y que os aconsejo muchísimo.
 
   Picamos muy pequeño el salmón, [un trozo de lomo, sin piel ni espinas, como unos 300g] con un cuchillo bien afilado hacemos los trocitos más pequeños que podamos, lo ponemos en una fuente y le añadimos, el zumo de medio limón, un chorrito de salsa perrins, otro de salsa de soja, un poquito de sal [poco porque la soja es salada] y un chorretón de zumo de naranja. Removemos y dejamos macerar en la nevera durante unas horas, con una sería suficiente pero yo suelo hacerlo por la mañana para comer por la noche.
  Cuando lo vayamos a montar, picamos también en trocitos muy pequeñitos, media cebolleta, un aguacate maduro y un tomate pelado y escurrido y lo mezclamos con el salmón. Emplatamos acompañado de lechugas picadas, en este caso rúcula, y servimos con tostaditas. Os atreveis?
 
 

jueves, 28 de enero de 2016

RISOTTO AL PIMENTÓN

 
 
 
 
Cuando desde Pimentón La Chinata me ofrecieron hace unos días que probara sus nuevos molinillos de pimentón en escamas dulce, agridulce y picante, tengo que decir que se me hizo la boca agua y no dudé en aceptar. Desde que lo probé la primera vez, el Pimentón de la Vera ahumado La Chinata, se quedó fijo en mi casa, evidentemente por su sabor, pero en el caso de estos nuevos molinillos es que son realmente cómodos y fáciles de dosificar.
   Tengo que confesaros que hoy os traigo este risotto que nos ha encantado en casa, pero desde que he probado el pimentón en escamas, lo he usado en casi todas las comidas que he hecho, aunque en La Chinata lo aconsejan para pasta y pizzas, os diré que queda perfecto en cualquier guiso, refrito, etc.
 
 
  
   Primero  hacemos un caldo de pollo con verduras y reservamos. 
 
   Doramos una cebolla cortada en juliana en un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra, cuando se ponga transparente le añadimos tres dientes de ajo laminados y rehogamos hasta que se dore la cebolla, entonces le ponemos un par de cucharadas de tomate triturado, un poquito de sal y unas hebras de azafrán. Pasados unos minutos, apartamos del fuego y esparcimos unas cuantas vueltas de pimentón agridulce en escamas La Chinata,  removemos y volvemos a poner al fuego.
 
   Lavamos el arroz integral y lo ponemos en la paellera, dándole vueltas hasta que absorba bien todo el refrito de pimentón. Echamos 150 g de  champiñones laminados y entonces ponemos 100 ml de vino blanco, salteamos y añadimos 500 ml del caldo de pollo. Bajamos un poco el fuego y dejamos cocer el arroz, removiéndolo a menudo y añadiendo más caldo cuando le haga falta para que quede cremoso. Pasados unos 25 min, le ponemos un buen trozo de queso parmesano rallado, mezclamos y agregamos unos 200 ml de leche evaporada, vamos removiendo controlando que no se seque y si es necesario ponemos un poco más de caldo, hasta que el arroz esté en su punto, teniendo en cuenta que el arroz integral necesita más tiempo de cocción que el blanco, y ya dependiendo del punto que más os guste.
   Servimos inmediatamente y decoramos con una vuelta más del rallador en escamas de pimentón La Chinata.
 
 

lunes, 26 de octubre de 2015

MEJILLONES FRITOS CON SALSA PICANTE



  
    Hoy vengo a enseñaros otra recetita de esas que interesa tener de fondo de armario. Está muy muy rica y cuando la empezamos a comer, mis niños ya estaban diciendo que tenía que hacerla más veces pero en más cantidad [y eso ha sido al empezar! qué buen saque tienen] y eso hice, la repetí y ya es un clásico en mi casa.
   Hoy os voy a dejar las cantidades para 1 kg, pero teniendo en cuenta como quedan los protagonistas una vez les quitas la concha, sabed que tendréis un aperitivo como para 2 ó 3 personas.



 
    Limpiamos 1 kg de mejillones grandes, quitándole las barbas. Los hervimos en agua con sal y una hoja de laurel y cuando estén fríos, nos deshacemos de las conchas y reservamos la carne.
   Ponemos a calentar aceite en una sartén grande y mientras enharinamos los mejillones {yo en harina de garbanzos, me gusta más para las frituras de pescado} freímos en dos tandas, sin que se peguen unos a otros y sólo unos minutos hasta que queden un poco dorados, vamos sacando a un plato con papel absorbente donde los dejamos que pierdan el exceso de aceite.
   En una cazuela calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva, echamos media cebolla picada, medio pimiento rojo y medio verde, un par de dientes de ajo muy picaditos y pochamos un poco. Cuando la verdura ya esté blandita, ponemos dos cucharadas de tomate concentrado y un par de guindillas picaditas y removemos,  agregamos medio vaso de vino blanco y cuando empiece a hervir echamos media pastilla de caldo de pescado desmenuzada. Removemos bien añadimos medio vaso de agua y dejamos cocer unos 5 min. a fuego medio.
   Pasado ese tiempo, trituramos el refrito con la batidora, hasta que quede una salsa fina, volvemos a poner al fuego y le añadimos los mejillones fritos. Servimos caliente y con una barra de pan cerca ;]


 

sábado, 19 de septiembre de 2015

LANGOSTINOS AL CURRY




    
      Probando, probando... funciona?
      Después de casi seis meses sin publicar nada, [tengo que decir que por falta de ilusión, aunque no de inspiración ni ganas de cocinar] me he visto obligada a enseñaros a todos esta receta, porque ya la considero un imprescindible en mi cocina  y no quiero quedármela para mi sola, desde mi punto de vista es una verdadera maravilla, de las que me gustan por ser deliciosa, facilísima, barata, rápida e incluso festiva.
      El día de mi cumple, el mes pasado, fuimos a comer a un restaurante de Los Barrios que nos gusta especialmente y fuera de carta nos ofrecieron varios platos y cuando dijeron "langostinos al curry" me gustó la idea y decidí probarlos. Me encantó, tanto que a la semana siguiente la hice en casa. La primera me salió demasiado picante [llevaba más curry de la cuenta] pero al siguiente intento, me dí por satisfecha, era tal como la recordaba y desde entonces ya la he hecho alguna que otra vez más y también se la he contado a algunas personas, que me han preguntado si la tenía puesta ya en el blog, así que aquí está.  Ya veréis que fácil!
 
 
 
     Pelamos 1/2 Kg de langostinos crudos. Ponemos 200 ml de leche evaporada Ideal en un vaso, le echamos dos cucharaditas de curry y removemos hasta que se disuelva completamente. Reservamos.
     En una cazuela o sartén antiadherente, vertemos un chorro de aceite de oliva virgen, [2 ó 3 cucharadas] y cuando esté caliente ponemos un par de dientes de ajo muy picaditos, rehogamos unos segundos, [antes de que empiece siquiera a dorarse] y agregamos los langostinos, un poquito de sal, le damos unas vueltas durante unos segundos más, que cambien los langostinos de color pero sin llegar a hacerse del todo y le añadimos al final la leche con curry. Removemos con una cuchara de madera durante aproximadamente unos 3-4 minutos, hasta que la salsa espese y servimos bien caliente. Listo!
 
 
   No me diréis que no es fácil y rápido? En total la elaboración no llega a 5 minutos y os aseguro que si os gustan los langostinos y el curry, en el plato van a durar menos todavía. No dudéis en hacerlo si vienen invitados, que es un plato de esos con los que quedas estupendamente, acompañado por ejemplo de un revuelto y unas tostas.
   Espero que os guste.  Un saludo a todos!
 
 

martes, 21 de abril de 2015

POLLO PEKÍN




   Le he puesto Pekín, como le podía haber puesto otro nombre la verdad, pero lleva soja, y lleva una salsa que pensé sobre la marcha, pero con un resultado que nos ha gustado tanto, que quiero compartir para vosotros y para mí, no quiero olvidarlo y estoy segura que este, será un plato que voy a repetir muchas veces y que pienso hacer cuando tenga invitados. Si probais a hacerlo, me gustaría que me lo dijérais y me conteis si os ha gustado tanto como a mí.

   Antes de nada, tengo que deciros que no me gusta demasiado el pollo, soy como dicen algunos "más de pescado", lo que no me impide comer carne una o dos veces por semana y probar distintos tipos de recetas. Pero el pollo así en trozos.... no sé, como que intento ponerle toda la gracia que puedo para que me llame la atención.
   El caso, es que esto me pasó el otro día y el resultado me ha sorprendido hasta el punto de estar muy orgullosa del plato que quedó y para no olvidarlo, he venido corriendo a apuntarla, así que os cuento.




   Ponemos en una cazuela grande un chorreón de aceite de oliva a calentar y añadimos 1kg de pollo, muslos y contramuslos, sal, pimienta negra recién molida y dos cebollas grandes cortadas en juliana. Lo vamos mareando a fuego fuerte unos 10 minutos, ponemos 4 dientes de ajo pelados y machacados y seguimos friendo otros 5 minutos más.  Cuando está bien dorado añadimos 200 ml de tomate frito, 150 ml de salsa de soja, 150 ml de brandy, el zumo de una naranja. Mezclamos todo bien, la salsa prácticamente cubrirá los trozos de pollo, así que bajamos el fuego {en mi vitro lo puse al 3 de 9} y dejamos cocer 45 minutos, removiendo de vez en cuando para asegurarnos que no se pega y dejando que reduzca más de la mitad.
   Por últimos, sacamos los trozos de pollo, los desmenuzamos y ya completamente limpios y troceados, los volvemos a meter en la salsa. Estará listo para emplatar y servir acompañado de lo que queramos.

https://sites.google.com/site/unpoquitoderocio/pollo-pekin?tmpl=%2Fsystem%2Fapp%2Ftemplates%2Fprint%2F&showPrintDialog=1

   

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...