ATENCION: SI AL ENTRAR AQUÍ VES LOS TEXTOS EN UNA LETRA CURSIVA HORRIBLE Y DIFICIL DE LEER, ACTUALIZA LA PAGINA DANDOLE A INICIO O A F5

lunes, 25 de marzo de 2013

MILHOJAS


   Mi pastel favorito: Milhojas. 
   Ya os lo conté cuando hice la Tarta de milhojas de Naranja, que a pesar de lo que me gusta el chocolate, este ha sido siempre mi preferido. Y después de las de naranja, evidentemente las de chocolate, además para mi gusto, las mejores que he probado nunca, las que venden en Ceuta, y os aseguro que las pruebo allá donde voy. Así que mi reto era hacer unas auténticas milhojas.
 
   Tengo que decir que he hecho varios intentos en mi vida y cada vez de una forma diferente, sin conseguir el resultado que esperaba, por eso nunca he llegado a publicar. Este mes participo en el Reto de Tía Alia con su propuesta dulce y aporto mi propia versión de las milhojas. Creo que esta vez he conseguido justo lo que buscaba.
   Si pincháis en el blog de Carmen, podréis ver el resto de las aportaciones que han hecho todos los amigos que participan, tanto en dulce como en salado.


   Preparamos una crema pastelera, en caliente la tapamos con film de forma que éste quede pegado a la crema para que no forme costra y dejamos templar.
   Mientras precalentamos el horno a 180º. Necesitaremos 3 láminas de hojaldre fresco [el mío ya sabéis, del Lidl]. Estiramos una de las láminas, pasamos un poco el rodillo por encima asegurándonos de aplastar los filos y pinchamos bien por toda la superficie. Horneamos unos 15 minutos. Sacamos y dejamos enfriar en una rejilla.
   Repetimos la misma operación con las otras dos láminas.

   También necesitaremos un ganaché de chocolate negro, que hacemos poniendo en un cazo 100 ml de nata a calentar y cuando empiece a hervir le añadimos 200 g de chocolate negro [yo, chocolate fondant Nestle postres], derretimos con ayuda de unas varillas de mano. Dejamos templar.


   Cuando está ya frío todo el hojaldre, procedemos al montaje. En una fuente ponemos con cuidado una lámina y extendemos una capa de crema pastelera gordita. Ponemos encima la segunda lámina y extendemos una capa del chocolate y encima otra capa de crema. Tapamos con la última lámina de hojaldre y cubrimos con el resto de ganaché, para que nos quede una capa consistente. 
   Metemos en la nevera al menos dos horas.
   Cuando ya están bien frías, podemos cortarlas con mucho cuidado. Saldrán 8 del mismo tamaño, un tamaño como a mí me gusta, para no quedarte con hambre. Y aquí es donde está el quid de la questión, en el corte precisamente, para que queden como las de pastelería. Usad una regla y un cuchillo bien afilado que no sea de sierra y hacedlo despacio pero intentando cortar de un trazo. 
   A la mitad les puse azúcar glass por encima y volvemos a meter en la nevera hasta la hora de consumirlas.


jueves, 21 de marzo de 2013

FOCACCIA DE TOMATES SECOS MACERADOS

   
   Los tomates secos me encantan. Normalmente los uso en ensalada, pero no sé de donde saqué este macerado, que apunté deprisa y corriendo en un papelito y llevaba guardado demasiado tiempo para mi gusto. Un día hace poco lo encontré y me pareció la coronación perfecta para una focaccia, así que...


   MACERADO DE TOMATES: Hidratamos 75 g de tomates secos poniéndolos en un bol con agua caliente durante media hora. Pasado ese tiempo, los escurrimos bien quitándoles toda el agua y le ponemos dos dientes de ajo picados muy pequeños, un puñado de orégano fresco picado, un poco de pimienta negra molida y un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra. Dejamos macerar al menos un día.


   Para preparar la masa de la focaccia he usado la receta del libro del Pan de  Xavier Barriga. Ponemos por este orden, en el bol del robot-amasadora-panificadora 500 g de harina de fuerza, un sobre de levadura seca de panadería, 10 g de sal, 40 g de manteca de cerdo y 300 ml de agua templada. Amasamos durante unos 8-10 minutos y nos queda una masa lisa, blanda, nada pegajosa y muy manejable. La sacamos y amasamos durante unos minutos más a mano, en una superficie ligeramente enharinada.
   En una bandeja de horno baja, ponemos un papel vegetal y con la ayuda de un rodillo, estiramos la masa de pan hasta que tenga la forma rectangular de la bandeja, la disponemos encima de esta y hundimos un poco nuestros nudillos para dejar la forma.

   Encima disponemos la mezcla de los tomates que tenemos macerando, repartíendolos bien por toda la superficie de la masa del pan. Dejamos reposar tapado con un paño durante una hora y media. Pasado este tiempo, ponemos el horno a calentar a 180º, la focaccia habrá levado, entonces la espolvoreamos con queso emmental o mozarella rallados y horneamos durante 20 minutos a 200º

lunes, 18 de marzo de 2013

PAELLA DE PULPO

  
 
   Siempre os cuento cuanto me gusta el arroz, en todas sus variedades. Así que sigo probando recetas y la que os dejo hoy me sorprendió mucho, porque era demasiado simple y sin embargo se me ocurrió un día por necesidad, me apetecía paella, pero sólo tenía pulpo así que...
   No os dejéis llevar por su sencillez y probad este plato, ya veréis que rico.


  Primero tenemos que hervir el pulpo. Yo usé una bolsa del congelado que viene ya cocido, pero así congelado pongo agua al fuego en una cacerola con un poco de sal y cuando empieza a hervir, echo el pulpo y lo dejo hirviendo unos 5-8 minutos más.
   Rehogamos en un par de cucharadas de aceite de oliva, un pimiento verde y medio pimiento rojo de asar. Cuando está pochado ponemos un par de dientes de ajo picados, doramos un poco y añadimos un tomate grande maduro, pelado y picado. Salamos, echamos unas hebras de azafrán natural y una cucharadita de pimentón ahumado La Chinata. Mezclamos bien y ponemos el arroz [dos puñados por persona], le damos unas vueltas y cuando el arroz se haya impregnado bien de todo el refrito cubrimos con agua de hervir el pulpo, dejándolo de caldo un dedo por encima del arroz. Dejamos cocer 20 minutos y a mitad de la cocción añadimos el pulpo que tenemos reservado.

viernes, 15 de marzo de 2013

TARTA DE PIO X

   

   Esta es la tarta que preparé en enero para el cumple de mi contrario. Ya os comenté en la entrada de los  Pio X, lo que le gusta este dulce, tanto, que este año pensé en hacerle una tarta, supuestamente innovando, puesto que no había oído hablar de ella jamás. Bueno, pues unos días después de hacerla, Lidia de la O publicó una, porque como siempre digo, en cocina todo está inventado, y por lo visto la tarta de piononos es tan típica como los piononos en sí.
   Os digo como la hice yo. Si pinchais el enlace de los Pio X, veréis como se hacen la crema, el bizcocho y el almíbar.  Una vez hechos el rollo, dejamos enfriar en la nevera.
   También hacemos una plancha de bizcocho básico, cortámos un círculo del tamaño de la fuente donde vamos a servir [en mi caso usé una de pirex]. 
   Con una brocha de cocina vamos empapando de almíbar, encima cubrimos con una capa de la crema pastelera. Disponemos los rollitos de pio x que teníamos reservados en la nevera, encima de nuestro bizcocho con la crema, de manera que lo cubrimos completamente y tapamos con toda la crema que nos ha quedado.
   Ahora solo vemos la capa de crema, ponemos montoncitos de azúcar y con ayuda de un soplete de cocina, vamos caramelizándola. Decoramos rodeando de coco rallado y nata montada.


viernes, 8 de marzo de 2013

ENSALADA TEMPLADA DE ESPINACAS CON SALSA DE MOSTAZA

   
  En casa las espinacas siempre se comían cocinadas, igual que las acelgas. En tortilla, a la crema, en guisos de legumbres....Pero frescas, también se les saca mucho partido, ya que tienen unas hermosas hojas con un montón de cualidades nutritivas y a un precio en invierno de lo más interesante.


   Es una hortaliza rica en proteínas, vitaminas y minerales como el calcio, hierro, magnesio, potasio y sodio. Ayuda a reducir la acidez y tiene una importante cantidad de vitaminas C, E y provitamina A [todas ellas con acción antioxidante].  Compuesta en su mayor parte por agua y fibra, es un alimento bajo en grasa y en hidratos de carbono. Su consumo está recomendado incluso varias veces por semana.

   Así que aquí os dejo la ensalada que preparé hace unos días, para que os animéis a comer espinaca y con los complementos que le puse, a los niños les encantó.


   Hidratamos 50 g de tomates secos, poniéndolos en un bol con agua caliente durante 20 minutos. Pasado este tiempo, los escurrimos bien y picamos.
   En una sartén antiadherente ponemos 100 g de tiras de bacon  y una salchicha grande de pavo cortada en rodajas, a rehogar hasta que estén dorados.
   Disponemos en una fuente 150 g de hojas de espinaca fresca limpia y troceada. Añadimos media latita de maiz, los tomates secos que tenemos reservados, una cucharada de cebolla frita, el bacon y la salchicha fritos y mozzarella fresca cortada en rodajas.


    Aparte hacemos la salsa  y para ello ligamos en un bol, una cucharada grande de mayonesa [la mía Ligeresa, para que no le de demasiado sabor] con una cucharada de mostaza suave, salpimentamos y añadimos 50 ml de leche evaporada [o nata], mezclamos bien y le ponemos unas hojas de orégano fresco picado.


martes, 5 de marzo de 2013

MERMELADA DE KUMQUATS

  
   Algunos no sabréis cual es esta fruta, otros la conoceréis como naranjas chinas y otros simplemente la habréis visto como arbustos decorativos, como le pasa a una vecina de una casa cercana a la mía. Ya os conté el año pasado, cuando os puse el kumquat cake,  que su árbol se llena a rebosar de kumquats, pasan por encima de su murete y caen directamente a la calle. Calle por la que yo paso a diario ;]


   Así que, como es superior a mis fuerzas ver como se estropean estas pequeñas naranjitas chinas, yo hago lo que puedo para aprovecharlas y este año ya he hecho un bizcocho de nata decorado con kumquats en almíbar. Aún así, he recogido otra remesa y he experimentado haciendo mermelada. El resultado me ha gustado muchísimo, porque aunque no lo sepáis tengo varias mermeladas en borradores, que nunca ven el momento de salir publicadas, así que vamos estrenando etiqueta, con una mermelada diferente.
   Por cierto vecina, si me lees, si, soy yo la que te está pelando el árbol.


   Ponemos en una cacerola, 400 g de kumquats bien lavados y lo más picaditos que podamos, con piel y sin huesos. Encendemos el fuego y añadimos 175 g de azúcar, mezclamos bien y vertemos 100 ml de agua. Cuando empiece a hervir bajamos el fuego y dejamos cocer a fuego medio-bajo durante 20-25 minutos.

viernes, 1 de marzo de 2013

ESPIGA INTEGRAL FÁCIL

  
   Había visto muchas veces las espigas, pero ya hechas, nunca como se hacían. Y una tarde viendo el programa de Lorraine Pascale, me he dado cuenta de que hacer la espiga era realmente fácil, tanto tanto que me ha faltado tiempo para ir a la cocina y poner en práctica lo que acababa de ver.  Me encanta ver cocinar a esta chica, porque lo hace todo fácil, así que como veo que voy a hacer más de una de sus recetas, creo que voy a seguir el ejemplo de mi amiga Cris y le voy a colocar una etiqueta para ella solita. Habéis visto el blog de Cris? pues estáis tardando.
   He usado otra receta, una básica que he ido adaptando con el tiempo a nuestros gustos, porque en casa nos gusta el pan integral a todos, incluidos los niños.


    Yo he empezado el amasado usando el robot, pero siempre digo que no hace falta ninguna máquina especial para hacer pan, se puede hacer perfectamente poniendo en la encimera la montaña de harina, hacemos un volcán y vamos poniendo los líquidos dentro, después sólo se trata de amasar con paciencia. Yo como no tengo demasiada fuerza y además tengo todo tipo de aparatos que me ayudan, pues eso que me ahorro ;] 


   Ponemos en el bol del robot 500 g de harina [mitad harina de fuerza blanca y mitad harina integral] un sobre de levadura seca de panadería, una cucharadita de sal, una de azúcar y media de bicarbonato. Mezclamos un poco y ponemos 350 ml de agua templada, y una cucharada de aceite de oliva.  Amasamos unos 5 minutos hasta que todos los ingredientes estén integrados.
   Echamos un poco de harina en la superficie donde vamos a trabajar manualmente, volcamos la masa y estamos unos 10 minutos amasando.

   Forramos una bandeja con un papel vegetal. Estiramos la masa en dos barritas y las dejamos en la bandeja levando durante 1 hora y media aproximadamente.
     Pasado este tiempo, veremos que ha aumentado considerablemente su volumen, entonces con unas tijeras le hacemos unos cortes a unos 45º más o menos de la superficie, sin llegar a cortar hasta el final. El trozo de masa que hemos cortado lo ponemos a un lado. Repetimos la operación y el siguiente trozo lo movemos al otro lado, y así iremos formando una espiga.


   Precalentamos el horno, con la bandeja donde vamos a hornear el pan dentro, para que se caliente mucho y después el pan forme una buena corteza (como nos contaba el otro día mi amiga Bego]. Pulverizamos con agua para formar vapor e introducimos las espigas con cuidado haciendo transbase con ayuda del papel vegetal y horneamos a 180º durante 25 minutos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...