ATENCION: SI AL ENTRAR AQUÍ VES LOS TEXTOS EN UNA LETRA CURSIVA HORRIBLE Y DIFICIL DE LEER, ACTUALIZA LA PAGINA DANDOLE A INICIO O A F5

viernes, 31 de mayo de 2013

CUS CUS CON TOMATE

  

   Hacemos una fritada de tomates. Para mí esto es un peligro {casi tanto como ponerme a fundir chocolate negro}, porque me vuelve loca. No es como cuando abres una lata de tomate triturado y la fries, no. Es diferente. Mi madre se ponía a freír tomate y yo me ponía a revolorear cual mosca a su alrededor, hasta que, en lo que yo creía un renuncio, zas! metía la cuchara, probaba la fritada y me escaldaba la boca. Era todo en uno, siempre igual, y entonces decía mi madre: San José por goloso, los hocicos se quemó.  O_O


   Te tienes que hacer con unos tomates de esos buenos buenos de verdad, gordos y maduros, no de los que parecen de mentirijillas que por fuera están rojos y al cortarlos te das cuenta de que están verdes por dentro y además no saben absolutamente a nada, no, de los otros. Así que nada mejor que los que me enviaron los amigos de Biotomate tomates biológicos con un sabor espectacular, como ya os conté en la entrada de los Tallarines con salsa de tomate fresco, y también quería probarlos fritos, así que cuando Carmen de Tía Alia recetas puso este plato de cuscús, supe que esta iba a ser la elegida para mis tomates biológicos en fritada. Hice un pequeño tunning y el resultado también fue estupendo para mí.

 
   Lavamos, pelamos y cortamos en trozos 1kg de tomates. Ponemos en una sartén grande y honda un chorro de aceite de oliva virgen, echamos los tomates, sal y un poco de azúcar, encendemos el fuego, tapamos la sartén y los freímos unos 15-20 minutos, removiendo de vez en cuando.
   Cuando estén fritos, los pasamos al vaso de la batidora, batimos y después pasamos por el pasapurés para dejarlo fino fino. 
   Para mí aquí habría terminado la receta, porque os aseguro que soy capaz de ponerme con una cuchara y zampármelo enterito sin parar, no me hace falta ni pan.

   Hacemos el cuscús y para ello, lo ponemos en una cazuela de barro y le vertemos encima caldo de pollo caliente hasta cubrir y un poco más. Lo dejamos reposar unos minutos hasta que absorba completamente el líquido.

   En una sartén honda ponemos una latita de fritada de cebolla con calabacín de Mercadona que viene en aceite de oliva. Cuando empiece a freirse, añadimos el tomate frito que tenemos reservado, mezclamos y ponemos el cuscús [que ya no tiene nada de líquido] Le damos unas vueltas para que se integren todos los ingredientes, bajamos el fuego y lo dejamos unos minutos más para que se tueste por abajo.


martes, 28 de mayo de 2013

POLLO A LA JARDINERA



   Una receta de esas de diario. Un estofado de carne de lo más tradicional y sencillo, que por supuesto no serviría para presentar a Master Chef, pero es de las que saben a guiso casero de mamá, así que no quisiera perderla y por supuesto quiero que esté dentro de mi recetario, porque ya sabéis que lo mismo que me gusta experimentar e inventar, también me gusta guardar recetas de toda la vida, que aunque no te sirvan para ganar una estrella de nada, si que te sirven si quieres comer cuando vuelvas del trabajo ;]



   Ponemos en una cazuela grande dos cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, y sin encender el fuego añadimos un pollo entero troceado limpio y salpimentado, un tomate grande y rojo, una cebolla, un pimiento verde [sin el rabito claro], 2 ó 3 zanahorias cortadas en rodajas, una hoja de laurel, un poco de colorante alimentario y un poco de pimentón ahumado dulce [yo uso marca La Chinata]. Regamos todo con 150 ml de vino blanco, tapamos y encendemos el fuego.
   Dejamos cocer hasta que la verdura esté blanda, unos 20 minutos a fuego no demasiado fuerte [en mi vitro al 7 de nueve], moviendo en círculos de vez en cuando para evitar que se pegue y controlando que no se queda sin líquido.
   Pasado este tiempo, apartamos del fuego y en el bol de la batidora ponemos la cebolla, el tomate, el pimiento y unas cuantas rodajitas de zanahorias y lo batimos. Vertemos encima del pollo, añadimos si es necesario un poquito de agua [unos 40 ml] y rectificamos de sal si lo creemos oportuno. Ponemos un puñadito de guisantes congelados, mezclamos bien con cuidado y volvemos a poner al fuego 5 minutos a fuego medio.
   Perfecto con una guarnición de patatas fritas, arroz o verduras asadas.


jueves, 23 de mayo de 2013

TARTA DE PERAS AL CHOCOLATE




    Fue ver la tarta que publicó en su muro de facebook Niall Walsh y enamorarme al instante. Era un enlace compartido, y por más que busqué su origen, no hubo forma de dar con la receta. Pero yo ya estaba antojada, no había vuelta atrás, así que no me quedó más remedio que versionar y hacer la mia propia, así que por supuesto, llevaría al chocolate.


   Aquí os lo dejo, como la que no quiere la cosa, para daros que pensar el finde :]

  Cogemos 5 peras medianas, aproximadamente medio kg,  las pelamos y las ponemos en una cazuela cons cuatro dedos de agua, lo suficiente para que casi cubran y 150 g de azúcar. Las hervimos durante 20 minutos. Reservamos.
 Engrasamos un molde redondo y precalentamos el horno.
 Batimos en el robot 125g de mantequilla y 200 g de azúcar, añadimos 2 huevos, no poniendo el segundo hasta que esté completamente integrado el primero. Luego añadimos a cucharadas 250 g de harina bizcochona. Batimos.
Echamos azúcar moreno en el fondo del molde.
Ponemos las peras de pie en el molde, cubrimos con la mezcla y horneamos a 180º durante 35 min.


lunes, 20 de mayo de 2013

TALLARINES CON SALSA DE TOMATE FRESCO



  Hoy os presento un plato perfecto para el verano. Ligero, sano y refrescante.
  No tengo demasiadas entradas de pasta porque siempre digo que me da la sensación de que todo el mundo hace más o menos los mismos platos y sólo hay que echarle un poco de imaginación a los ingredientes. Así que cuando añado un plato a esta etiqueta, es porque tenga algo especial y sea una forma diferente de comer pasta.  
    Os voy a contar una cosita. Hace unos días, participé en un sorteo de facebook y para mi sorpresa y alegría, me tocó una caja de tomates biológicos de la empresa Biotomate Tomate Bio 
    Bueno no tengo palabras para contaros el sabor espectacular de estos tomates biológicos. Evidentemente no puedes compararlos a los tomates que puedas comprar por ejemplo en Mercadona, que igual que tiene muchos productos que me gustan y recomiendo habitualmente, desde luego los tomates no son uno de ellos, parecen de jugar a las casitas, es decir, de plástico, totalmente insípidos. No saben a nada, ni a tomate ni a nada de nada. Pero bueno, sin llegar a este extremo, puedes comprarlos en el mercado y esos sí que saben a lo que son, y están bien buenos, sobre todo cuando están en temporada.
     Vale, pues en el top de todo esto se encuentran los tomates biológicos de Biotomate


   Cuando me llegó la caja venían todos verdes.  Los dejé en su caja tal como venían y cada día los miraba e iba viendo como cambiaban de color, hasta que a los pocos días ya estaban preciosos y super apetecibles. Os puedo decir que el primero, lo cogí,  lo lavé y me lo comí a bocados. Delicioso.

   Así que decidí hacer un plato con ellos, donde el sabor protagonista lo tuviera el tomate así tal cual y me acordé de una receta curiosa que leí una vez en un libro de pasta, curiosa sobre todo porque no lleva refrito, el tomate está crudo y no tiene ni carne ni pescado.


  
   Cogemos 1 kg de tomates maduros {a ser posibles de calidad}, los introducimos un rato en agua caliente para ablandarles la piel. Los pelamos y troceamos, poniéndolos en una fuente.
   Añadimos un diente de ajo, un cuarto de cebolla cruda, sal, pimienta, orégano y perejil frescos. Los trituramos un poco con la batidora, no demasiado sólo un par de golpes para que desaparezcan el ajo y la cebolla. 
   Por último cortamos en rodajitas unos 100 g de aceitunas rellenas de pimiento, las añadimos a la mezcla y un chorreón de aceite de oliva virgen extra. Mezclamos bien con una cuchara e introducimos en la nevera para que repose y tomen bien los sabores durante al menos una hora.

   Hervimos los tallarines en abundante agua con sal y cuando estén listos, escurrimos y pasamos un rato por agua fria.
   Emplatamos poniendo la pasta en el centro y un cucharón de la salsa por encima. Ya me contaréis si no es un plato diferente, refrescante y deliciosamente rico.



lunes, 13 de mayo de 2013

MINI PAULOVAS CON FRUTOS DEL BOSQUE



    Me sobró un poquito de merengue en una manga un día que hice unos cupcakes. Lo guardé en la nevera y al día siguiente, por aprovecharlo y no tirarlo que me daba pena, me puse a hacer mini paulovas. 
   Ya había hecho una paulova de canela con manzanas y me gustó muchísimo, sabía que tenía que repetirlo, porque es un dulce super delicado que se toma casi sin remordimiento. 


  
   Precalentamos el horno a 180º. Mojamos una bandeja de horno y le pegamos un papel vegetal. Disponemos cuatro círculos de merengue y los rellenamos completamente. Bajamos la temperatura del horno a 150º e introducimos la bandeja dentro durante 50 minutos. Pasado ese tiempo sacamos nuestras bases y las dejamos enfriar en una rejilla.
   Mientras montamos un brick de 200 ml de nata muy fría, a la que previamente hemos añadido dos cucharadas de azúcar [la mía caster, pero si no tenemos podemos poner glas] y una cucharada de vainilla en pasta [opcional, pero le da un sabor de lo más interesante al conjunto].


   Cuando está completamente montada, los merengues horneados ya estarán completamente frios, así que ponemos una buena cucharada encima. Decoramos con frutas del bosque. Las que yo he usado son de la marca Videca, vienen en una lata de 300 g y pone frutas rojas en zumo de uva, sin azúcar añadido y comprada en Mercadona.

   Una merienda de aprovechamiento, pero.... ahora me sobra nata!!!


lunes, 6 de mayo de 2013

CUP CAKES KIT-KAT Y LACASITOS


  

   Semana complicada la pasada. Complicada en muchos sentidos, cargada de cosas. Ya pasó, y hay que empezar con la siguiente. Empezamos nuevo mes, parece que despierta el buen tiempo, el sol, las flores y nuevas ilusiones. Así que, cambio el look y al toro por los cuernos!

   La tarta de kitkat y lacasitos es una de las entradas más vistas en mi blog. Por supuesto no fue idea mia, hay miles por la red, y lo que puedo decir es que siempre tienen muchísimo éxito. Super colorida y alegre, hace las delicias de pequeños y mayores, lo que la convierten en el postre perfecto de cualquier celebración.
   Visto lo visto, se me ocurrió hacer algo parecido pero en mini tartitas, o sea, cupcakes y a la primera ocasión que me surgió, no dudé en aprovecharla y ponerla en práctica. Ni que decir tiene, que fue todo un éxito y que volaron en un momento.
   Había salido una edición especial de M&M con forma de huevito, como para celebrar la pascua y se vinieron directos al carro, pero como yo en pascua soy más de torrijas, [aún no me ha invadido la fiebre del huevo de colores] pues ahí quedaron en mi despensa esperando su momento, que llegó una tarde a la hora de la merienda.
   Hice unos cupcakes de cacao y decoré como veis con nata vegetal, los lacasitos y un kit kat, quedan monos verdad? Mis niños decían que parecían helados del McD


Cupcakes de chocolate: Mezclamos en un bol 110g de harina bizcochona, 30g de cacao en polvo desgrasado, 110g de azúcar cáster, 2 huevos y 110g de mantequilla.  Batimos con el robot durante 2 minutos, hasta que tengamos una mezcla homogénea completamente integrada.
   Repartimos en cápsulas que tendremos preparadas en una bandeja de muffins, llenando sólo un tercio de su capacidad.
   Metemos al horno [que tenemos precalentado a 180º] y las dejamos entre 15 y 20 minutos [depende de cada horno] Pasado ese tiempo, sacamos y las dejamos en la bandeja hasta que templen unos 10 minutos, pasándolas después a una rejilla enfriadora hasta que estén complétamente frías antes de ponernos con la decoración.
   Mientras enfrían, montamos la nata vegetal, metemos en una manga desechable sin boquilla, sólo con el adaptador y decoramos empezando de fuera hacia dentro.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...