ATENCION: SI AL ENTRAR AQUÍ VES LOS TEXTOS EN UNA LETRA CURSIVA HORRIBLE Y DIFICIL DE LEER, ACTUALIZA LA PAGINA DANDOLE A INICIO O A F5

martes, 30 de septiembre de 2014

CROQUETAS DE CHOCO

    

   Un entrante típico de Cádiz, original y delicioso que os recomiendo sin dudarlo. Reconozco que me encanta probar diferente rellenos para las croquetas, las he hecho de montones de cosas y tengo pendientes poner otras dos que en casa nos han gustado especialmente, pero no quería dejar más tiempo sin poneros estas, que están sin dudarlo entre mis favoritas y que este verano he hecho en más de una ocasión. Os cuento.


   En una cucharada de aceite de oliva, sofreimos media cebolla cortada en trocitos pequeños y cuando empiece a dorarse, añadimos un choco [sepia] de medio kg aproximadamente, cortado también en daditos lo más pequeño que podemos cortar a cuchillo. Salpimentamos y rehogamos hasta que el choco esté hecho.
   Dejamos templar un poco y pasamos al vaso de la batidora para triturarlo todo hasta que se quede una pasta espesa.
   Volvemos a poner la sartén al fuego y vertemos la pasta del choco [sin añadir más aceite] y agregamos un chorro de leche, para poder aligerar la masa. Cuando la leche ya esté integrada y empiece a calentarse, ponemos dos bolsitas de tinta de calamar, de la que venden refrigerada/congelada. Movemos y cuando esté totalmente negro, añadimos medio vaso más de leche.
   Nuevamente, cuando la leche esté empezando a hervir ponemos un puñado de harina [de trigo de todo uso], ligamos con la cuchara de madera y volvemos a añadir otro puñado de harina.
   La leche tiene que estar bien caliente, empezando a hervir, para que al poner harina no se formen grumos.
   Mezclamos bien la bechamel negra, que debe quedar un poco ligera, no demasiado espesa, ya que al enfriarse va a espesar si o si, y si queda demasiado consistente en la sartén, después al enfriar será un plastón y no nos interesa.  Si la dejas en su punto, cuando frías las croquetas quedarán super suaves y cremosas.

   Vertemos la masa de croquetas en una fuente bien extendida y dejamos enfriar. Si la vamos a meter en la nevera, recordad poner film transparente pegado a la masa y cuando esta ya esté fria, porque de lo contrario, el film sudará y se os va a mojar la masa.

   Cuando ya haya enfriado completamente, ponemos una sartén a calentar con abundante aceite y mientras vamos formando las croquetas, que una vez dada la forma iremos pasando por huevo batido y pan rallado.
   Las sacamos primero a un plato con papel absorbente y las servimos calientes y acompañadas de alioli y ensalada. Os atrevéis?


https://sites.google.com/site/unpoquitoderocio/croquetas-de-choco?tmpl=%2Fsystem%2Fapp%2Ftemplates%2Fprint%2F&showPrintDialog=1

martes, 23 de septiembre de 2014

BIZCOCHO DE YOGURT 1,2,3. Y MUCHAS DE SUS POSIBILIDADES



   A estas alturas de la vida, me da a mí que todo el mundo sabe hacer este bizcocho. Porque es el bizcocho de siempre, el de tu madre, tu abuela, el de la tienda de toda la vida, el primero que aprendemos a hacer por la facilidad para recordar sus ingredientes... Pero precisamente por eso, este bizcocho tenía que estar aquí. 
    Es mi salvación para un antojo dulce rápido, para un desayuno especial del cole de mis hijos, para una visita inesperada, o para la base de una tarta, porque realmente NUNCA FALLA y SIEMPRE ESTA DELICIOSAMENTE PERFECTO. Recién hecho es super esponjoso y al día siguiente también.
   
   Este bizcocho lo puede hacer todo el mundo, no hace falta ningún aparato especial ni conocimientos de cocina, por eso es el ideal para que lo hagan los niños, ya que sólo necesitan poner todos los ingredientes en un bol hondo y batir con cuidado.  Aunque si nos ayudamos de un robot es aún más fácil ;]


   Ponemos en el bol del robot 3 ó 4 huevos {dependiendo de si son grandes o medianos} y un yogurt {de limón o natural}. El vaso del yogurt nos va a servir de medida para el resto de ingredientes {que atención VAN POR ORDEN ALFABÉTICO}, así ponemos una medida de ACeite de girasol, dos medidas de AZúcar y 3 medidas de HArina bizcochona {si podemos harina de repostería normal, añadimos además un sobre de levadura}.
   Batimos todo durante unos minutos, hasta que la masa esté completamente integrada y no tenga grumos, con aspecto de puré no demasiado espeso. 
   Engrasamos un molde y vertemos la masa, que introducimos al horno que habremos precalentado unos 5 minutos, dejándolo a 180º durante 40 minutos.
   [Importante: NO ABRIMOS LA PUERTA DEL HORNO durante el horneado.]

   Al pasar ese tiempo, lo pinchamos en el centro con una brocheta y comprobamos que está bien hecho. En mi horno con este tiempo y temperatura no me hace falta ni comprobar, pero como los hornos son mundos aparte, tú conocerás el tuyo y deberás adaptarlo.


    OTRAS VERSIONES.   Es un bizcocho muy versátil que te sirve de base para un montón de versiones diferentes, por ejemplo:

   ♥ DE COCO: Ponemos un yogurt de coco y añadimos coco rallado entre sus ingredientes.
   ♥ DE CHOCOLATE: Un yogurt de chocolate y sustituimos una parte de harina por una de cacaco en polvo desgrasado. Además podemos añadir pepitas de choco.
   ♥ DE MANZANA: Aquí lo tienes. El yogurt es de manzana y se le pone también una natural troceada entre sus ingrediente y otra a rodajas en la base para decorar.
   ♥ DE FRUTOS SECOS: El yogurt de vainilla y a la masa añadimos los frutos secos que queramos, previamente enharinados para que al echarlos no se vayan al fondo todos y se queden repartidos.
   ♥ DE NARANJA: El yogurt natural, zumo de una naranja recién exprimida y decoramos, poniendo en el fondo rodajas de naranja caramelizada como te expliqué en este enlace, así al terminar de hornear, le damos la vuelta al bizcocho y las naranjas quedan encima como en la de manzana.

https://sites.google.com/site/unpoquitoderocio/bizcocho-de-yogurt-1-2-3?tmpl=%2Fsystem%2Fapp%2Ftemplates%2Fprint%2F&showPrintDialog=1

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...