ATENCION: SI AL ENTRAR AQUÍ VES LOS TEXTOS EN UNA LETRA CURSIVA HORRIBLE Y DIFICIL DE LEER, ACTUALIZA LA PAGINA DANDOLE A INICIO O A F5

martes, 28 de octubre de 2014

TRIÁNGULOS RELLENOS DE CABELLO DE ANGEL



   Adoro el hojaldre, no puedo evitarlo. Me piden una receta fácil, rápida y resultona y siempre pienso en hojaldre, así que aquí os traigo otra merienda estupenda y deliciosa, y por supuesto con mi ingrediente fetiche, el que nunca falla, pero no creo que sea sólo el mio,  ¿verdad? seguro que os pasa a todos, porque es que teniendo hojaldre, tienes solucionada una cena o merienda, e incluso algún que otro almuerzo o desayuno. Así que ahí vamos, a poner otra versión dulce con esta maravilla.
   Esta vez, me había quedado un poco menos de media lata de cabello de ángel de otro postre y antes de que se estropeara decidí aprovecharlo de esta manera, imitando unos pasteles que veo en pastelería y que como también sabéis, son mi reto personal. Eso sí, el hojaldre no es casero, como siempre de Lidl.


   Encendemos el horno a 200º, extendemos una plancha de hojaldre fresco, cortamos cuadrados del mismo tamaño {yo uso una regla}, ponemos en el centro una cucharada de cabello de ángel, doblamos por la mitad el cuadrado cogiendo una esquina y uniéndola con la opuesta, de forma que nos quede un triángulo. Cerramos sellando bien todo el borde, pintamos con huevo batido y metemos al horno durante unos 20 min. Cuando estén horneadas, las dejamos enfriar en una rejilla.
   Mientras hacemos un almíbar ligero poniendo en un cazo 100 ml de agua y 200 g de azúcar, llevándolo a ebullición. Pintamos con éste los bordes de los triángulos y le pegamos coco rallado por donde acabamos de poner el almíbar. 


   Listo! en media hora tenemos nuestro pastel de pastelería casero. ;]

https://sites.google.com/site/unpoquitoderocio/triangulos-de-hojaldre-con-cabello-de-angel?tmpl=%2Fsystem%2Fapp%2Ftemplates%2Fprint%2F&showPrintDialog=1

martes, 21 de octubre de 2014

MI TARTAR DE ATÚN



  Si hace unos años me dicen que iba a probar pescado crudo me hubiera reido muchísimo y me hubiera quedado con cara de emoticono. Pero no podemos opinar si algo nos gusta o no, sin probarlo, así que cuando Juana de La Cocina de Babel me dijo un día que probara el salmón así tal cual {porque le dije que me encantaba} me sorprendió, pero le hice caso y realmente me pareció riquísimo. Hombre, no para comerte un filete tal cual, pero sí para darme cuenta que el pescado crudo es otra opción.
   Este verano decidí hacer mi propia versión del tartar de atún. Después de ver muchas recetas diferentes, terminé adaptándola a mis gustos y resultó una auténtica delicia que he hecho ya varias veces, así que no dudéis en copietearlo si tenéis oportunidad, porque no os arrepentireis.
   Eso sí, tenéis que buscar una pieza de atún super fresco y lo más directo posible de la lonja. Yo tengo la suerte de tener una pescadería de confianza y que trae un atún espectacular {entre otras cosas} así que os cuento como lo hago.


   Ponemos a macerar el atún {un trozo del lomo, que partimos en tres partes, unos 300g} en un bol con el zumo de un limón o lima y salsa de soja, al menos desde la noche antes.
   Picamos lo más pequeño que podamos, media cebolleta, medio pepino, un tomate, una zanahoria rallada y un puñado de alcaparras. Lo mezclamos todo y añadimos el atún escurrido y super picadito, cortado a cuchillo, pero en trocitos pequeños pequeños. Mezclamos y agregamos un par de cucharadas del macerado limón-soja.
   Para emplatar, troceamos también pequeño medio aguacate, hacemos con este una base dentro de un aro de emplatar y servimos encima el resto de ingredientes que tenemos mezclados.


   Os puedo asegurar que la mezcla de sabores es deliciosa, y que el macerado hace que no notéis ningún sabor ni textura que os haga pensar que lo que estáis comiendo no está cocido, así que ya estáis tardando!
https://sites.google.com/site/unpoquitoderocio/tartar-de-atun?tmpl=%2Fsystem%2Fapp%2Ftemplates%2Fprint%2F&showPrintDialog=1

martes, 14 de octubre de 2014

PANNA COTTA CON PURÉ DE MANGO. LIGERA, SUPER FÁCIL Y SALUDABLE



   Empezamos a mirar las calorías después del verano, no queremos llegar a las navidades rodando, pero nos gusta el dulce. Últimamente estoy leyendo mucho sobre nutrición y estoy intentando cuidar lo que como, y ya no sólo por no engordar, si no por encontrarme mejor e intentar alimentarme más saludablemente, que se puede comer rico y sano. Creo que el engorde es consecuencia de una mala alimentación, así que estoy haciendo ciertos cambios sin privarme de lo que me gusta, haciendo ligeras variaciones podemos seguir dándonos caprichos y esta panna cotta es un ejemplo de lo que digo. Lo encontré en Postres Saludables y me pareció una idea estupendísima.
   Es un postre super fresquito, facilísimo, rápido y ligero, así que no se que estáis esperando para probarlo. Además CON SÓLO TRES INGREDIENTES!
   La panna cotta original, lleva nata, azúcar y gelatina, así que vamos a cambiar la nata por leche de almendras, el azúcar por stevia {la gelatina la dejamos tal cual}.


    Ponemos en un cazo 2 tazas de leche de almendras a calentar con un sobrecito [1g] de stevia y una cucharadita de extracto de vainilla. Mientras en un bol con agua fria echamos 5 hojas de gelatina neutra. Cuando la leche esté caliente, a punto de hervir, apagamos y apartamos del fuego, le añadimos la gelatina bien escurrida y mezclamos.
   Repartimos en cápsulas de cupcakes de silicona para no tener que engrasar y las ponemos en una bandeja a enfriar en la nevera al menos 3 horas.
   Decoramos al gusto, yo en este caso, he hecho un puré de mango {pelamos un mango y lo trituramos con la batidora hasta hacerlo puré}.


https://sites.google.com/site/unpoquitoderocio/panna-cotta-saludable?tmpl=%2Fsystem%2Fapp%2Ftemplates%2Fprint%2F&showPrintDialog=1

martes, 7 de octubre de 2014

CREMA DE ZANAHORIAS



   Aaains que alegria me da cuando empieza el frio!!! No me entendáis mal, no es que no me guste el calor, que me encanta, pero en realidad las estaciones que más me gustan son las intermedias, la primavera y el otoño, y cuando veo que empieza a hacer de nuevo tiempo de cenar una sopita, es que me encanta, porque además me gustan todas las versiones, ya que son saludables, ligeras y muy reconfortantes,  así que hoy os voy a dejar con una cremita no tan conocida pero riquísima y super sencilla.


    En un fondo de aceite de oliva caliente, ponemos una cebolleta grande cortada en juliana, cuando está doranda añadimos 750g de zanahorias peladas y cortadas en rodajas y 3 patatas medianas peladas y cortadas en cuadritos no muy grandes. Rehogamos unos minutos, salpimentamos y cubrimos con caldo de verduras o de pollo. Dejamos hervir unos 15 min hasta que la zanahoria esté blanda.
   Por último apartamos del fuego, batimos todo con la batidos y añadimos dos quesitos en porciones
   Al momento de servir podemos decorar con picatostes de ajo y perejil, le da un punto delicioso.
https://sites.google.com/site/unpoquitoderocio/crema-de-zanahorias?tmpl=%2Fsystem%2Fapp%2Ftemplates%2Fprint%2F&showPrintDialog=1

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...